Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

Satisfacción del senador Luenzo por el anunció del plan básico universal obligatorio para los servicios de comunicaciones móviles, telefonía fija, conexión fija a internet y tv por suscripción

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció en la tarde el viernes que a partir del 1 enero de 2021 entrará en vigencia el plan básico universal obligatorio para los servicios de comunicaciones móviles, telefonía fija, conexión fija a internet y tv por suscripción.

Conocida la noticia, el senador por Chubut Alfredo Héctor Luenzo comentó que “una iniciativa muy importante del presidente Alberto Fernández. Como titular de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado, veníamos planteando la importancia de establecer una tarifa básica atada a la AUH (Asignación Universal por Hijo) y un Servicio Básico Universal. La Conectividad es un Derecho Humano”, sostuvo el legislador de Comodoro Rivadavia.
Santiago Cafiero expresó, el objetivo de la medida es favorecer la universalización del acceso a esos servicios a los sectores con menores ingresos y la población vulnerable, estimada en más de 10 millones de argentinos.

Entre los planes creados en el marco del plan básico universal obligatorio, Cafiero precisó que en el caso de la telefonía móvil tendrá un precio de 150 pesos bajo el sistema prepago; mientras que en la telefonía fija será de 380 pesos por mes.

El anuncio fue realizado a través de su cuenta de twitter. “El Estado está presente para cuidar los ingresos de las familias argentinas. Primero los últimos para llegar a todas y todos”, escribió el Jefe de Gabinete.

Cafiero explicó que podrán acceder al plan jubilados y pensionados con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos.

También podrán beneficiarse los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y de la Asignación Universal por Embarazo.

También los beneficiaros de pensiones no contributivas con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos, Monotributo Social, trabajadores y trabajadoras monotributistas inscriptos e inscriptas en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere dos salarios mínimos y seguro de desempleo.

Además, los beneficiarios del Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares, usuarios y usuarias que perciban una beca del Programa Progresar, personas desocupadas o en la economía informal, y de programas sociales, en todos los casos incluidos sus hijos de entre 16 y 18 años.

La norma incluye asimismo a los clubes de Barrio y de Pueblo registrados, asociaciones de Bomberos Voluntarios registrados, entidades de Bien Público sin fines de lucro y organizaciones comunitarias sin fines de lucro con reconocimiento municipal.

La reglamentación de la Prestación Básica Universal obligatoria (PBU) son una “inequívoca señal de política pública dirigida a sostener la asequibilidad a servicios esenciales para millones de argentinas y argentinos beneficiarios de planes sociales”, afirmaron desde Jefatura de Gabinete.