Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

Por el Covid-19, sólo podrán regresar a Chubut 270 personas cada dos semanas

Lo dispuso el Ministerio de Salud de Chubut. El objetivo es lograr un monitoreo ordenado y un control efectivo. Entre otras medidas, se implementa un Plan Progresivo de Actividades Artísticas, Recreativas y Deportivas, y un Plan de Reactivación Turística.

Con el decreto 716 que publicó ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno planteó nuevas medidas de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio en Chubut. Hay nuevas flexibilizaciones y ratificación de prohibiciones. Por ejemplo, siguen canceladas las reuniones familiares en espacios cerrados y domicilios particulares, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente. La infracción a esta norma deberá ser denunciada.

Podrán entrar a Chubut quienes tienen domicilio en el territorio y aquellos que, sin tenerlo, están autorizados a circular por excepciones nacionales, o justificadas en motivos de salud. También personas que van a un destino final fuera de Chubut.

El regreso deberá ser paulatino para permitir el monitoreo ordenado, su efectivo control y una mejor capacidad de respuesta del Ministerio de Salud, frente a la eventual aparición de casos. Se organizará para alcanzar un máximo provincial de 270 personas cada dos semanas; equivale a un micro de larga distancia privado (máximo de 45 pasajeros) por localidad cabecera (Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Trelew, Esquel, Puerto Madryn y Rawson).

El vehículo deberá garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias. El número de viajeros por localidad se determinará según la capacidad de garantizar el aislamiento y el monitoreo. Quienes retornen serán asistidos por cada municipio, que le garantizará su alojamiento y asistencia en el aislamiento por 14 días.

Las autorizaciones para ingresar se otorgarán en Seguridad2.chubut.gov.ar, de lunes a viernes de 8 a 14. Quien regrese deberá contar con la aplicación “Cuidar” autorizada con un mínimo de 3 días antes de la fecha de ingreso. Quedan exceptuadas las personas en tránsito, siempre que no paren en lugares de abastecimiento o descanso.

El ingreso será de 8 a 18. Si el viajero no tiene un lugar para aislarse de manera solitaria distinto al lugar de residencia, deberá ser cumplido también por sus convivientes.

Quienes ingresan, pero están exceptuadas del ASPO por ser transportistas o viajantes, deben contar con permiso de circulación y cumplir estrictamente con el aislamiento mientras estén fuera del horario de recorrido laboral.

Quienes ingresan por un trabajo de corto tiempo, deben tener el permiso de circulación y trasladarse en un “Corredor Seguro”: acreditar una PCR negativa dentro de las 72 horas previas al ingreso; barbijo; distanciamiento de 2 metros, higiene de manos; aislamiento en el lugar asignado de alojamiento entre días laborales; asistencia del empleador mientras permanezca en aislamiento, regresar a su lugar origen de inmediato al terminar su labor, reportar inmediatamente cualquier síntoma y de ser así mantenerse en aislamiento, cesando las actividades.

Se establece un Plan de Regularización de la Circulación Interurbana Intraprovincial. Será progresivo para minimizar el riesgo de traslado de contagiados.

En la primera etapa se autoriza la circulación interurbana comarcal: entre localidades de la misma comarca, cuando durante 4 semanas no tengan nuevos casos sin nexo. El permiso no corre para Comodoro y Rada Tilly, en tanto sigan con transmisión comunitaria. Sus vecinos cuando viajen afuera deberán cumplir con el aislamiento en el lugar de destino.

La segunda etapa habilita la circulación entre regiones o comarcas dentro de Chubut. Será posible si en las dos comarcas involucradas no hay casos en los dos períodos de incubación previos al momento de evaluación de apertura.

El Gobierno establece un Plan de Introducción Progresiva de Actividades Artísticas, Recreativas y Deportivas de implementación progresiva.

En una primera etapa se podrán ejercer actividades en espacios abiertos o cerrados, individuales o grupales de hasta 10 personas, siempre que no sea una actividad que implique posible contacto; que no se usen elementos de juego o sean de uso personal o individual.

Esta etapa incluye caminata, montañismo, running, ciclismo, equitación, natación, golf, musculación, entrenamiento físico, spinning, baile, gimnasia, surf, windsurf, patín individual, etcétera, siempre dentro de la localidad de residencia, sin participación o intercambio interurbano.

La segunda etapa sumará más actores o elementos de vinculación entre los participantes o contacto o posible contacto entre ellos: rugby, lucha, boxeo, fútbol, básquet, artes marciales, hockey y handball. Se avanzará según el desarrollo de la epidemiología local y regional

Cuando estas actividades sean en lugares cerrados, se deberá limitar la densidad de ocupación de espacios (salas de reunión, oficinas, comedor, cocina, vestuarios, etcétera) a una persona cada 2,25 m2 de espacio. Nunca la ocupación podrá exceder el máximo del 50% de su capacidad. Y en la primera etapa nunca podrá superar el máximo de diez personas.

Funcionarán con reserva del espacio o turnos. En natatorios, es indispensable el cumplimiento de las medidas preventivas cotidianas para protegerse; mantener el 50% de la capacidad del lugar, con 20 minutos entre turnos para la higiene y desinfección del lugar y de elementos. Los vestuarios deberán tener personal de control de ingreso y permanencia, así como uso limitado en número de personas según superficie de duchas. Y deberá efectuarse un control estricto del nivel de cloración del agua

Cuando la actividad sea con esfuerzo físico, habrá más distancia de seguridad: un corredor mantendrá una distancia de 5-6 metros con su precedente en carrera moderada y de 10 metros en carrera intensa. En cruces y adelantamientos, la distancia en sentido horizontal hay que aumentarla a 3 metros; y en ciclismo, debe distanciarse 20 metros respecto al precedente, en velocidad media, y más de 30 en velocidad elevada.

También se establece un Plan de Reactivación de la Actividad Turística Provincial, dividido en dos. En la primera etapa, se podrá desarrollar «Turismo local o comarcal del Valle y de la Cordillera»; individual o en grupos de hasta diez personas. Por ahora no habrá actividad turística en Comodoro y Rada Tilly. En una segunda etapa podrá explotarse el «Turismo intraprovincial intercomarcal», con la misma modalidad.

En cuanto a lo religioso, se permitirá ir a lugares de culto sin superar un tercio de su capacidad y se cumplan las medidas sanitarias. Si la capacidad máxima no es clara, se debe calcular en asientos individuales, 1 persona por asiento con distancia de dos metros; con bancos, 1 persona por cada dos 2 metros lineales; sin asientos, 1 persona por 2,25 m2 de superficie.

No se podrá usar el exterior de los edificios ni la vía pública para actos de culto con más de 10 personas. Deberán usar barbijo y antes de cada celebración, desinfectar los espacios, en especial los objetos que se tocan con mayor frecuencia.

Entradas y salidas serán ordenadas y guiadas para evitar agrupaciones y habrá gel a disposición. No se podrá usar agua bendecida y las abluciones rituales deberán realizarse en la casa. Se limitará al menor tiempo posible la duración de las celebraciones.

Se evitará el contacto personal, la distribución de objeto, libros o folletos; tocar o besar personas, tampoco objetos de devoción u otros que habitualmente se manejen; ni coros.

El decreto, por último, pide a los chubutenses “cumplir y asumir un rol responsable, comprometido y solidario” con estas medidas.