Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

Pasó a la firma el dictamen del Presupuesto 2021 en el Senado y se vota la próxima semana

El Frente de Todos pasó a la firma este miércoles el dictamen del proyecto de Presupuesto 2021, que se convertirá en ley en la sesión prevista para la semana próxima. En un trámite veloz, el oficialismo avanzó con la iniciativa que se votó el jueves pasado en la Cámara de Diputados.

Tras la exposición del titular de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), Marcos Makón, el jefe de la bancada oficialista, José Mayans, y el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, cerraron el debate con sus conclusiones.

Los senadores de Juntos por el Cambio no emitieron opinión, salvo en las consultas que sí transmitieron a Makón, referidas a distintos temas.

Mayans reveló el trabajo coordinado que el oficialismo realizó con la Cámara de Diputados, para acelerar el debate, y señaló que estamos ante “una situación absolutamente especial por la emergencia”. “Si tenemos vacuna, creo que la situación puede cambiar y podemos llegar al pleno de la actividad económica”, sostuvo.

En ese sentido, el formoseño expresó que la pandemia tuvo “impacto” en “las exportaciones, en el mercado interno y el consumo, y en la inversión pública”. “La pandemia realmente golpeó fuerte a la economía mundial, Argentina no es la excepción”, continuó.

Sin embargo, destacó: “Hay una luz que yo estoy viendo, que es el tema de la recaudación, que el año pasado estaba en 500 mil millones y ahora está en 642 mil millones. A pesar del impacto que tenemos, hay un aumento de más del 25% y por segundo mes consecutivo supera a la inflación”.

El jefe de la bancada oficialista compartió la “preocupación” por el sistema previsional, pero mencionó que durante la gestión anterior “el Fondo de Garantía de Sustentabilidad tuvo un impacto muy duro”. Y defendió que el Gobierno “comenzó a achicar las diferencias” entre los haberes de las jubilaciones.

También resaltó la cuestión de la inflación. “Hoy estamos en 22%”, manifestó, en comparación con el 57% de 2019, y dijo que existe “un gran esfuerzo de todos los sectores” y el Poder Ejecutivo está “trabajando en una nueva lista de Precios Cuidados”.

Mayans enfatizó: “No decimos que está resuelto el problema económico, pero esta es una gran línea de lo que se aspira”. “Hay una luz que nos está diciendo que es posible generar crecimiento económico en Argentina, controlar el proceso inflacionario y terminar con el problema del endeudamiento histórico, que no es fácil”, completó.

Por su parte, el cordobés Carlos Caserio aseguró que, en el Presupuesto, el Gobierno plasmó “lo que cree que puede cumplir y lo que cree son las contribuciones que pueden mejorar el país”. “Las negociaciones de la deuda todavía no terminaron; el Covid-19 no nos ha dejado”, advirtió, aunque abogó por que “ojalá las variables del año que viene sean superiores a las que manifiesta el Presupuesto”.

“Tenemos claro que es un Presupuesto que tiene un resultado financiero deficitario, pero también creemos que en esta situación tremenda de emergencia lo único que va a sacar al país adelante es un rol activo del Estado”, aseveró y recordó que “venimos de 2019 con una baja importante del PBI, casi dos puntos; y este año la baja del mundo y Argentina ha sido tremenda”.

El titular de la Comisión de Presupuesto afirmó que “el único modo es crecer, los ajustes nunca han dado resultado en Argentina”. “El déficit creemos que lo vamos a ir achicando de a poco; 4,5% parece mucho, pero si en vez de 3,5% de déficit secundario tenemos 1,5%, como se nos permitió achicar con el canje, las posibilidades van a ser mejores”, añadió.

Finalmente, valoró la “fuerte impronta en la fuerza de la inversión pública” y “el incremento muy importante en innovación y desarrollo”, al tiempo que remarcó que en el Presupuesto está considerado “el gasto de la vacuna” contra el Covid-19.

El informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso

En su exposición, el titular de la OPC, Marcos Makón, brindó detalles sobre el “análisis de los artículos que tienen impacto fiscal” y, en relación al cálculo de ingresos, precisó que por el artículo 95, referido a la contribución obligatoria de 0,5% de las primas de seguro automotor se prevé recaudar 1.506 millones de pesos.

Además, se estiman 2.060 millones de pesos en concepto de contribución del 3% sobre primas de seguro, excepto el de vida (artículo 101); y 9.722 millones de pesos por el aumento de impuestos internos a los productos electrónicos (artículo 110).

En cuanto a la distribución tentativa de la recaudación de impuesto nacionales y aportes y contribuciones en 2021, se proyecta un total de 2.908 millones de pesos para las provincias.

Los nuevos gastos asignados alcanzan un total de 295.599 millones de pesos, en tanto Makón ponderó como “una novedad” la incorporación del artículo 88 por el cual se establece la “disminución de créditos” por 35.036 millones de pesos. “Es una novedad porque es la primera vez que el Poder Legislativo marca en qué se aumenta y le dice al Ejecutivo también en qué se debe bajar, o sea qué tipo de gastos es necesario reasignar”, indicó.

Los recursos destinados a obras alcanzan los 244.229 millones de pesos, y encabezan la distribución la Secretaría de Energía y la Dirección Nacional de Vialidad.

En cuanto a lo que hay que pagar en 2021 en concepto de aportes de capital y suscripciones a organismos internacionales, se estiman unos 3.684 millones de pesos.

El titular de la OPC señaló que existen “nuevos gastos con montos a definirse”, tales como el Plan Gas; condenas judiciales firmes para Santa Fe y La Pampa; la creación del Fondo Fiduciario para el Desarrollo de MiPyMEs; y la creación del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEP).

Fuente: www.elparlamentario.com