Noticias

-PARLAMENTARIO-
Luenzo: “Combatir la pobreza estructural es el principal desafío de nuestra democracia”

En referencia a los 35 años de democracia, el legislador destacó que los argentinos “hemos forjado a los derechos humanos como la columna vertebral y el sostén de nuestro estado de derecho”.

El senador nacional Alfredo Luenzo se manifestó por motivo de los 35 años de democracia y destacó que, en todo este tiempo, “los argentinos hemos forjado a los derechos humanos como la columna vertebral y el sostén de nuestro estado de derecho”.

En ese sentido, celebró el cambio de postura de la Corte Suprema tras la Ley que votó el Congreso Nacional este año a partir el denominado “fallo Muiña”, que revocó el beneficio del 2×1 para los delitos de lesa humanidad.

“Es muy importante este cambio de doctrina porque la sociedad en su conjunto, todos los espacios en sus posicionamientos políticos, nos hemos unificado en esta condena a la política negacionista”, dijo al respecto.

Además aseguró que “este nuevo fallo de la Corte viene a corregir el divorcio entre justicia y ciudadanía que se generó a partir de la anterior doctrina y también pone punto final con una visión distorsionada de la teoría de la reconciliación”.

En ese marco, el senador chubutense subrayó que “el gran desafío que tiene hoy nuestra democracia es combatir la pobreza estructural” ya que “no habrá un pleno ejercicio de los derechos humanos mientras tengamos 12 millones de argentinos por debajo de la pobreza”.

Luenzo afirmó que “se están necesitando soluciones urgente”, que “no pueden esperar brotes verdes” y advirtió la necesidad de encontrar políticas de Estado en materia social, educativa, productiva, de creación de empleo, de movilidad social ascendente.

“Estamos necesitando un modelo federal, basado en el conocimiento, que genere trabajo en los pueblos y municipios de todo el país, que genere arraigo. Y no un modelo neoliberal-financiero basado en las tasas de interés del 60%”, aseveró.

Por otro lado, el legislador exhortó a retomar el debate la interrupción voluntaria del embarazo en sesiones ordinarias del próximo año, ya que el debate sobre derechos humanos “debe incluir las problemáticas de género y la muerte de las mujeres por abortos clandestinos”.

“La salud es un derecho humano básico y el aborto es un problema de salud pública porque produce muertes y enfermedades, evitables. Es un problema de equidad de género porque sólo afecta a las mujeres, adultas y adolescentes”, añadió.

Finalmente, Luenzo destacó el rol de las entidades intermedias de la sociedad civil en estos 35 años de democracia y de los medios de comunicación ya que son “ambos los que dan el primer aviso cuando nuestras garantías constitucionales se ven vulneradas”.

Otras Noticias