Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

MINISTRO DE EDUCACIÓN Y TITULAR DE SEDRONAR EXPUSIERON POR LA LEY DE ESTUPEFACIENTES

LA COMISIÓN DE SEGURIDAD INTERIOR Y NARCOTRÁFICO RECIBIÓ AL MINISTRO DE EDUCACIÓN DE LA NACIÓN, NICOLÁS TROTTA, Y A LA TITULAR DE LA SEDRONAR, GABRIELA TORRES, EN EL MARCO DE LA RONDA DE CONSULTAS Y ANÁLISIS DE LA LEY 23.737 DE ESTUPEFACIENTES, VIGENTE DESDE HACE MÁS DE 30 AÑOS.

Durante la sexta jornada de debate de la situación general del narcotráfico y el consumo de drogas en el país en la comisión presidida por el senador por Catamarca Dalmacio Mera (Frente de Todos) también participó el director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia de la Universidad de Tres de Febrero, Marcelo Bergman.

La primera expositora fue la secretaria de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación (SEDRONAR), Gabriela Torres, quien indicó que la tarea de su organismo apunta a “la investigación, la prevención y el acompañamiento en temas de personas que consumen”.

Torres consignó que “las adicciones tienen que ver con los derechos humanos, el cuidado del cuerpo y la atención de la salud, y la tercera gran dimensión es el contexto y la época, que van cambiando” y destacó que “una cosa es tomar algo circunstancialmente y otra cosa es que se la necesite para enfrentar relaciones primarias de la vida porque eso empieza a convertirse en un consumo problemático”.

“Lo que más consumimos los argentinos son drogas legales: el alcohol primero, después medicamentos y luego el tabaco”, precisó la funcionaria antes de advertir que “las consecuencias físicas y sociales son diferenciadas según las personas y los lugares” y añadió que “en un joven de 18 años el alcohol puede ser letal”.

Por otra parte, dijo que “el consumo de sustancias es un tema del que se habla poco. Los jóvenes siempre consumen a la vista de los demás casi provocadoramente” y puntualmente sobre la ley en cuestión señaló que por la misma “se meten presos a pibes jóvenes y de sectores populares.”

“Si alguien tiene un problema de consumo, ir preso no es un tratamiento”, enfatizó Torres, quien puntualizó que “Argentina es el país de Sudamérica que tiene el mayor consumo de alcohol en chicos de 12 a 17 años” y expresó que “la sociedad no tendría que tener miedo en hablar de consumo, porque es un tema que nos atraviesa a todos y todas”.

Luego, el ministro Trotta informó inicialmente que se encontraba “en aislamiento preventivo” durante esta semana por haber tenido “contacto estrecho” con una persona contagiada de Covid-19 y comenzó su exposición poniendo de relieve el trabajo “de manera coordinada” que su cartera realiza con el SEDRONAR. 

“Reconocemos a la escuela como institución de cuidado y protección de nuestros niños y adolescentes. Nos preocupa con igual profundidad el consumo de alcohol” indicó Trotta antes de informar que en su ministerio se creó “una dirección para avanzar en el trabajo de consumo de sustancias problemáticas”.

El responsable de la cartera educativa remarcó que “la escuela es la puerta para el abordaje de ayuda, escucha y canalización de la problemática del consumo y muchas veces son los docentes los que detectan estas situaciones”.

Trotta dio cuenta de su preocupación dado que “el consumo de alcohol se ha incrementado en los últimos años y tiene un impacto enorme entre los adolescentes”, situación que es similar en cuanto “al consumo de marihuana en chicos de entre 12 y 18 años”

“En esto el rol de la escuela es central ya que es fundamental la protección y el cuidado de los niños, niñas y adolescentes”, agregó el ministro quien además especificó las tareas que lleva adelante su cartera, lo que se proyecta hacer “en el 2021 que en el campo educativo va a estar repleto de desafíos con el regreso a la presencialidad en las escuelas”.

Finalmente, Trotta celebró el incremento de 50 mil millones de pesos que tendrá la educación el año próximo de acuerdo al presupuesto que remitió el Poder Ejecutivo al Parlamento para su análisis y posterior aprobación.

Por último, Bergman, quien participó en la videoconferencia desde Estados Unidos, indicó que “es un buen momento para repensar la ley” en razón de que “cualquier ley de 30 años merece una revisión”.

Sostuvo que “la ley no tuvo impacto significativo en la disponibilidad de drogas ilegales, que son el paco, la cocaína, la marihuana y las sintéticas”, aclaró que “no es muy cara la droga en la Argentina y no hay muchas dificultades para acceder” a ellas.

Además, precisó que “38 de cada 100 admisiones en servicio penitenciario son por temas de drogas” y subrayó que “las cárceles no curan, no resuelven este problema”.

Durante la reunión participaron con preguntas a los invitados las senadoras Ana María Ianni (Santa Cruz), Cristina López Valvarde (San Juan), Norma Durango (La Pampa), María Eugenia Duré (Tierra del Fuego) e Inés Blas (Catamarca) y los senadores José Mayans (Formosa), Mario Fiad (Jujuy) y Adolfo Rodríguez Saá (San Luis).

Fuente: Comisión Institucional del Senado de la Nación