Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

Media sanción en el Senado a un proyecto de promoción para mujeres, travestis y trans en el sector pesquero

La iniciativa se aprobó en la sesión de este jueves en la Cámara alta. Prevé beneficios impositivos para las empresas y programas de capacitación. Pasa a Diputados.

En la sesión de este jueves, el Senado aprobó por 52 votos a favor, 0 en contra y 3 abstenciones -de los senadores de Juntos por el Cambio Roberto Basualdo, Esteban Bullrich y Laura Rodríguez Machado- un proyecto de ley que tiene por objeto la promoción en la participación de mujeres, travestis y trans en el sector pesquero.

La impulsora de la iniciativa, la chubutense Nancy González, fue la única oradora y explicó los puntos de la iniciativa. Señaló que llevará aproximadamente cinco años alcanzar la totalidad de la vigencia de la ley.

La oficialista reveló que el proyecto se presentó luego de mantener un año de reuniones con distintas mujeres del sector, que “son discriminadas permanentemente por su condición de género”. “Este proyecto pretende visibilizar el rol y la presencia de las mujeres en el sector marítimo”, destacó.

Pero además, “compensarlas por la discriminación que sufren actualmente por materia de género”. Sobre ello, explicó que se les señala no responder “físicamente al trabajo que se produce en un buque pesquero”. González remarcó que hoy día la tecnología ha avanzado y “es muy distinto el trabajo que se realizaba hace muchos años”.

La legisladora apuntó que existe “un gran número de mujeres formadas para estas tareas, pero siempre son las últimas en subir a los barcos”. De acuerdo a datos de la Organización Marítima Internacional, un 2% de mujeres “están en la flota”, pero de ese porcentaje, “el 92% están en los cruceros, no están en la flota pesquera”.

El proyecto tiene por objeto “promover y garantizar la participación, el 

acceso, la conservación y el progreso de las mujeres y de las 

personas travestis, transexuales y transgéneros en el empleo en la 

flota pesquera nacional”.

El texto modifica el artículo 40 de la Ley 24.922, de Régimen Federal de Pesca, referido a cómo deben estar constituidas las tripulaciones de los buques, incorporando dos incisos.

Uno de ellos indica que “como mínimo el 30% del personal de la tripulación de los buques pesqueros deberá estar constituida por mujeres”; y otro que estima que “como mínimo el 1% del personal de la tripulación de los buques pesqueros deberá estar constituida por personas travestis, transexuales y transgéneros”. Y se subraya que “bajo ningún aspecto este porcentaje será limitante de un número mayor para el acceso de las personas protegidas” por la ley.

Para acceder al Régimen de Promoción, los/as empleadores deberán acreditar haber cumplido con los porcentajes establecidos, los cuales son progresivos: 20% del cupo para el primer año de entrada en vigencia de la ley; 60% del cupo para el tercer año; y 100% para el quinto año.

Las empresas que acrediten el cumplimiento de esas metas establecidas podrán acceder a beneficios fiscales: estarán obligadas únicamente al pago del 50% de las contribuciones patronales; y podrán realizar una deducción especial en la determinación del impuesto a las Ganancias o sobre los capitales, equivalente al 70% de las retribuciones correspondientes del personal mujeres, travesti, transexual o transgénero embarcado en cada período fiscal.

La iniciativa también prevé que “el régimen de promoción es para todos los puestos y/o tareas que puedan darse dentro del buque pesquero, quedando especialmente incluidas aquellas que sean de jerarquía como capitanías”.
“Los armadores que cuenten con personal jerárquico mujeres, travesti, transexual o transgénero tendrán derecho al cómputo, a opción del contribuyente, de una deducción especial en la determinación del impuesto a las Ganancias o sobre los capitales, equivalente al 100% de las retribuciones correspondientes a ese personal”, agrega.

Además, se establece un programa de capacitación para todo el personal marítimo que deberá dictar la Prefectura Naval Argentina en articulación con el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad; se prevén multas para quienes no cumplan con la norma; y se crea la Oficina de Consejería de las Mujeres y de las Diversidades en el Ámbito Marítimo, bajo la órbita del Consejo Federal Pesquero.