Prensa

Luenzo: “La concentración de la riqueza en tan pocas manos es un genocidio de baja intensidad que arroja a las personas a la pobreza y miseria”

“El desafío de la Agenda 2030 nos exige interpelar los Objetivos de Desarrollo Sostenible e ir por la concentración financiera del mundo que atrasa el logro de los mismos y mantiene a la población en la pobreza”, expresó el senador Alfredo Luenzo durante su presentación en la reunión de la Comisión de Educación del Parlamento Latinoamericano y Caribeño ( Parlatino) que se desarrolla en Panamá, y en el marco del Segundo Seminario Regional sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS.

“La concentración de la riqueza financiera en el 1% de la población mundial, nos obliga a debatir profundamente de qué manera vamos a combatir la pobreza y lograr una educación inclusiva y de calidad. Esta concentración en tan pocas manos es un genocidio de baja intensidad que arroja a las personas a la pobreza y a la miseria cuya consecuencia es que cada vez hay más excluidos”, aseguró.

Y agregó que “solo podemos alcanzar el desarrollo con educación inclusiva y de calidad en todos los niveles de aprendizaje, ya que solo de ese modo cada persona podrá insertarse en la sociedad y obtener un trabajo decente. Nuestra región tiene que poner especial énfasis en la educación, que sigue siendo la mayor deuda en América Latina”.

En el mismo encuentro del Parlatino, Luenzo -miembro de la Comisión de Educación de ese organismo regional- presentó un Informe del Observatorio de Derechos Humanos del Senado de la Nación, donde se evalúa el rol de Congreso y su aporte a la consecución de las metas establecidas por los ODS.

Del mismo se desprende que entre 2016 y 2017 se presentaron 2.612 proyectos de los cuales el 59% tienen vinculación plena con los ODS, el 30% difusa, y el 11% ninguna vinculación. De los que tienen relación directa, solo el 4% se refieren al ODS 4 que es el que tiene como meta garantizar educación inclusiva, equitativa y de calidad. Y en cuanto al resto de los proyectos, aquellos vinculados de manera difusa, solo entre el 6% y el -1% refieren a educación.

“Pero lo más serio, apuntó Luenzo, es que el 91% de los proyectos que se vinculan con los ODS ni siquiera fueron dictaminados y solo el 2% es Ley, lo que equivale a la necesidad de trabajar muy fuerte en este sentido porque estoy seguro que el objetivo principal es la educación equitativa y de calidad, única posibilidad para terminar con la desigualdad y lograr el desarrollo”.

Otras Noticias