Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

“Los enemigos de la pesca de Chubut no son chubutenses”

Adrián Awstin, representante de Chubut en Consejo Federal de Pesca, destacó la potencialidad del recurso pesquero en la provincia y la reactivación de la industria luego de la pandemia, posicionándolo inclusive detrás del petróleo. Destacó la tarea integrada de las distintas cámaras pesqueras y la necesidad de una ley “aggiornada”que permita sostener la producción, el caudal de exportación y la generación de empleo genuino. Awstin advirtió que los “enemigos de la pesca” no son chubutenses. “Los que compiten con nosotros no son de nuestra jurisdicción en aguas nacionales y de otros países en el borde de la Plataforma Continental Argentina”.

“Desde la política se fustiga al sector sin entender que cuando más se pesca, más divisas se generan. Sobre eso nos tenemos que centrar y no en las peleas internas, intestinas, que nos han dividido en regiones. La pesca demostró que puede unirse y trabajar juntos, es para que lo imiten otras actividades productivas. Si en la pesca dio resultados también deberían darlo en otras actividades” sintetizó el funcionario que integra el Consejo Federal de Pesca.

“La parte política no tuvo la velocidad necesaria como para correr detrás de un recurso que aumentó drásticamente en pocos años. En el 2005/6 se pescó solo 6 mil toneladas todas en el Golfo San Jorge. Desde ahí al 2021 pasamos a 240 toneladas como tope en el 2018. El recurso creció y sin embargo, Chubut sigue con la vetusta ley que se generó en el 2007 cuando prácticamente no se pescaba langostino”, destacó. E insistió en que “la política no tuvo la agilidad para aggiornar la ley de pesca al gran crecimiento que tuvo el recurso. Quizás con otra ley más moderna hubiéramos aprovechado mejor todo lo que se extrajo frente a Chubut. Como saldo pendiente, las autoridades políticas deberían avanzar rápido para tener la próxima zafra provincial bajo el amparo de una nueva ley y mucho más moderna”.

Awstin reconoce a Chubut como la principal plaza pesquera del país a partir de sus commodities, la merluza y el langostino. “Cualquier ciudad costera es de suma importancia para el país. En la región, Rio Negro y Santa cruz también se dedican pero respecto a ellos, tenemos una preponderancia porque estamos enfrente del recurso y esa cercanía es fundamental para que las embarcaciones elijan nuestros puertos para realizar sus desembarques. Esa localización es ventajosa, nos pone al tope de las descargas y la pesca, que es la segunda actividad económica de la provincia y pelea con el petróleo en cuanto a la generación de mano de obra”, afirmó.

“En la Argentina se pescan 300 mil toneladas de merluza y 200 mil de langostino con la diferencia de que su precio es dos o tres veces mayor. A veces queda merluza en el agua, no se pesca porque no hay a quién venderlo. Si hubiera más langostinos los podríamos vender tranquilamente porque la demanda internacional ha ido creciendo. Y no por casualidad sino en gran medida porque los empresarios y los gobiernos de la provincia, han hecho un gran trabajo de promoción del recurso en el mundo” Y planteó que Chubut pesca mucho más de la mitad del langostino de la Argentina y cuenta con el 70 por ciento de las empresas que trabajan en relación al producto. “Se generan 800 millones de dólares de exportación, el número total que exportaba el país años atrás”.

Camaras unidas

Para Adrián Awstin las dificultades surgidas en la primera parte de la pandemia no afectaron a la Pesca que logró convertirse en la actividad que más crecimiento experimentó inclusive en el primer y segundo trimestre del 2021. Sobre la vinculación de las distintas cámaras que integran el sector y la necesidad de avanzar estratégicamente sobre frentes comunes, indicó: “Cuando fui secretario de Pesca aposté a la unión; a trabajar con las cámaras inclusive peleándonos si fuera necesario, diciéndonos las cosas de frente. Intenté que las cámaras estén unidas, sentadas en la misma mesa cuando algunos suponían que el “divide y reinarás” era lo mejor”.

“Casi todas –concluyó Awstin– las cámaras de la Patagonia incluida la de Santa Cruz, reconocieron que hace no más de cinco años estaban muchas peleadas entre sí y ahora están juntas, vamos avanzando y enriqueciendo cada una de las estrategias que queremos llevar a Nación. Yo los escucho y aprendo de todos. Es casi imposible llevar adelante una actividad donde se mezcla lo político y lo técnico sin estar en contacto fluido. Hay flotas que operan en distintos sectores, algunas más fuertes en el Golfo y otras en Rawson o Madryn, cada una tiene su importancia y genera divisas y trabajo”.

Vía Diario Jornada