Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

«Las plataformas están desvirtuando el modelo que motivó a internet: una red inclusiva, democrática, equitativo y plural» aseguró el senador Luenzo

Cuando todavía siguen las repercusiones de lo ocurrido el lunes en el mundo con las redes sociales Facebook e Instagram y la aplicación telefónica WhatsApp, todas pertenecientes a la misma corporación; el senador Nacional por Chubut Alfredo Héctor Luenzo comentó sobre lo que ocurrió y tuvo en vilo a más de 3000 millones de personas que habitan el planeta
El legislador de Comodoro Rivadavia resaltó “la autorregulación no está funcionando, ha dicho  la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki» a lo que Luenzo lanzó el siguiente interrogante «¿Qué dirán ahora las espadas mediáticas y políticas que defienden este modelo de concentración, basado en la monetización de datos personales?». 
Luego el representante chubutense en la Cámara Alta sostuvo que «justamente, este es el enfoque que estoy planteando desde la Comisión de sistema, medios y libertad de expresión del Senado de la Nación Argentina en estos años de gestión. Y que he ratificado en cada encuentro, más allá de los ríos de tinta de algunos con agravios y descalificaciones». 
El congresista patagónico fue categórico en sus dichos «las plataformas están desvirtuando el modelo que motivó a internet: una red inclusiva, democrática, equitativo y plural.Hoy tenemos un mercado concentrado en pocos jugadores, que absorben cada nuevo emprendimiento, que fijan las condiciones a los usuarios sin ningún control.Y sumado a esto, están monetizando nuestros datos personales, segmentando los mensajes publicatarios en base a nuestro perfil de usuario, quien queda sujeto de a esta situación o por el contrario se ve obligado a vivir offline del proceso productivo y cultural actual» y luego agregó «en todo el mundo, también se discute la situación de la propiedad intelectual frente a plataformas que monetizan el contenido elaborado por medios de comunicación».
Más adelante sostuvo «por ello, necesitamos una respuesta regional y global que garantice los derechos de los usuarios».