Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

La Ribera de Rawson clasificó al Torneo Regional Amateur 2020

La Ribera de Rawson goleó 3 a 0 a Lácar en El Tehuelche de la capital de Chubut, en la revancha de la final.
Con un global de 4-0, el elenco chubutense consiguió el pase al Torneo Regional 2020.
La Ribera de Rawson vivió ayer domingo la tarde más mágica de su historia.
Derrotó, en un trámite, a Lácar de San Martín de Los Andes en la final del Clasificatorio Patagónico y jugará el Regional 2020.
Es la velada más significativa del “Canario”, al tratarse de su primera estrella interligas de su historia.

Camino a ella, eliminó a conjuntos de superior estructura, tales como Racing de Trelew y la CAI de Comodoro Rivadavia y  J.J. Moreno de Puerto Madryn.

Posteriormente, hizo cumplir la lógica al eliminar por un global de 13-0 a Torino de El Bolsón en semifinales y tras vencer a Lácar con autoridad.

Podrá afirmarse que el “Azzurro”, la “Academia” y el “Naranja” armaron equipos más austeros que en el Regional 2019, pero eso no anula ni ensombrece la campaña del equipo conducido por Isaías Aberasturi. Quitarle mérito a una campaña destacada, lograda con modestia y esperada por años, sería una actitud imprudente.

A esos tres equipos, por ejemplo, los derrotó en condición de visitante. De hecho, el elenco capitalino ganó los cinco partidos en condición de visitante que disputó.

El DT también sumó un hito personal. Es el primer título como técnico, tras varios intentos en Germinal y Huracán. Y tiene un sabor distinto. Es la primera coronación interligas para un equipo de Rawson de un torneo organizado por AFA, Consejo Federal o Federación Patagónica.

La conquista de ayer le permite a La Ribera sumar su tercera estrella oficial. Los anteriores títulos se remontan al Clausura 2005 y al Apertura 2010 de la Liga del Valle.

El partido

La Ribera partía en ventaja tras el fallo de la Federación Patagónica sobre la fallida final de ida. Se recuerda que el primer partido no pudo disputarse porque la cancha estaba ocupada por un partido juvenil y por la falta de médico.

Por ello, el Tribunal de Penas otorgó un triunfo por 1-0, que desde el club capitalino consideraron exiguo.

Con esa ventaja en el tanteador global, Aberasturi diseñó un esquema prudente y cauteloso. No procuró sentenciar la serie con un esquema ofensivo.

Tras un primer tramo de paridad, el “Canario” empezó a causar zozobras al arco defendido por Nicolás Weyers. A los 23 minutos, el golero envió al saque de esquina un tiro libre de Cristian Ibáñez. En la jugada posterior, el ataque ribereño desperdició una inmejorable oportunidad.

A los 27 minutos, sin embargo, Bruno Ramos, uno de los descubrimientos de Aberasturi, empezó a encaminar la historia a favor del cuadro capitalino. Con un remate furibundo, abrió el marcador. Sin brillo pero con eficacia, La Ribera emprendía rumbo al entretiempo con una ventaja necesaria e indiscutible.

En el segundo tiempo, se mantuvo la cadencia del partido jugado entre un equipo sólido y un conjunto superado con claridad. A los 13 minutos, Ramos, tras asistencias previas de Karim Quijón y Nicolás Chávez, fusiló a Weyers.

Con la serie resuelta, Lácar pretendió alcanzar el gol del consuelo. Habría sido merecido. El equipo neuquino obtuvo la Zona 2 de Chubut, eliminó a Racing Club de Trelew en la otra semifinal y afrontó la superioridad de La Ribera c on dignidad. Pero no fue posible.

A los 43 minutos, Carlos Morán, tras conectar un centro rasante por el flanco derecho, transformó la victoria en goleada. En el último suspiro del partido, Walter Oros tuvo su lucimiento personal. Clave en la fase de grupos, Oros evitó el tanto de la visita en dos oportunidades en el epílogo del paritdo. Esto le permitió al “Canario” tener cinco encuentros consecutivos con la valla invicta en el Clasificatorio.

Agustín Lamberti, el árbitro que dirigió sin fallas la final de vuelta, indicó la conclusión. Esto desató el emotivo festejo entre jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas en el césped El Tehuelche. Fue la coronación de un torneo magnífico, que depositó a La Ribera por primera vez en el Regional.

Ascendió Boxing

Boxing Club de Río Gallegos, dirigido técnicamente por Carlos “Pachín” Padín, perdió 2 a 1 ante Camioneros en Río Grande, pero clasificó al Regional 2020 por haber ganado 2 a 0 en el partido de ida.

En la otra final patagónica, La Amistad venció como visitante a La Adela por 4-0 y sacó una clara ventaja de cara a la revancha que se jugará el próximo fin de semana en Cipolletti.

Síntesis


Defensores de La Ribera:cWalter Oros; Leonardo Huaiqui, José Damián Salinas, Cristhian Salinas y Karim Quijón; Bruno Ramos, Jonathan Salinas, Cristian Ibáñez y Nicolás Chávez; Carlos Morán y Matías Canario. DT: Isaías Aberasturi.

Lácar de San Martín de los Andes:Nicolás Weyers; Eric Artaza, Iván Grinbaum, Alejo Grimbaum y Hugo Vázquez; Cristian Muntaner, Alexis Alvarado, Cristian Figueroa y Jorge Figueroa; Damián Barrera y Mauro Carviglia. DT: Pablo Merudian.

Gol en el primer tiempo: 27 m. Bruno Ramos (DLR).


Goles en el segundo tiempo: 16 m. Bruno Ramos (DLR); 43 m. Carlos Morán (DLR).

Cambios en el segundo tiempo: 17 m. Pablo Salinas y Sebastián Barrera por Cristian Figueroa y Damián Barrera (L);26 m. Santiago Gutiérrez por Jorge Figueroa (L); 36 m. Federico Paillalaf por Cristian Ibáñez (DLR) y 45 m. Luciano Iramain y Franco Cárdenas por Carlos Morán y Nicolás Chávez (DLR).

Amonestados: C. Figueroa y Alvarado (L).C. Salinas y J. Salinas (DLR).

Árbitro: Agustín Lamberti (Viedma).

Estadio: “El Tehuelche”, Rawson.

Fuente Diario Jornada