Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

Esquel: acto por los 75 años del primer arribo de La Trochita

Con la organización de los trabajadores del Viejo Expreso Patagónico “La Trochita”, se realizó el lunes el acto del 75° aniversario de la llegada del tren a Esquel.

                                                                                                                                                                                                                                                                            El intendente Sergio Ongarato; el presidente del Concejo Deliberante, Alejandro Wengier; integrantes del gabinete municipal; el Jefe de la Subdelegación Esquel de la Policia Federal, Fernando Svagel; miembros del Centro de soldados ex-combatiente de Malvinas de Esquel y zona noroeste, y prestadores de servicios turísticos, acompañaron la ceremonia de homenaje al legendario trencito.

En el actual contexto particular ante la situación de público conocimiento, se realizó el izamiento del pabellón nacional en alusión a los 210 años de la Revolución de Mayo, para luego destacar la importancia del tren para la comunidad de Esquel y los trabajadores.

El Viejo Expreso Patagónico “La Trochita”, el legendario trencito como se lo conoce, arribó por primera vez a Esquel.                                                                                Fue un 25 de mayo de 1945, y se mantiene en servicio turístico, muy bien preservado, con sus locomotoras y vagones originales, más allá de algunas modificaciones mecánicas.                                                                                        La historia cuenta que luego de la Primera Guerra Mundial, los tendidos de trocha angosta y las instalaciones eran abundantes y de bajo costo, debido a su uso intensivo en los frentes de batalla, para suministros y el traslado de tropas.         Vías de 60 centímetros de trocha, para la locomotora Decauville fueron utilizadas extensivamente en las áreas rurales de la provincia de Buenos Aires, para llevar carga.

Para servicios de pasajeros, se encontraban disponibles las locomotoras de 75 centímetros de trocha, y se optó por esta alternativa más económica.                    En 1921 se acordó colocar la línea Jacobacci-Esquel, y conectarla también con la red existente privada de 1 metro de trocha en el Valle Inferior del río Chubut, desde Dolavon hasta Puerto Madryn. Esto se llamaría la Red Ferroviaria Patagónica Liviana.

Los coches belgas y los vagones de carga fueron solicitados en 1922, además de cincuenta locomotoras de la compañía alemana Henschel & Sohm.    Posteriormente, se compraron veinticinco locomotoras adicionales a la Baldwin Locomotive de EEUU.

Los trenes comenzaron a circular por los tramos completados de la línea en 1935. En 1941 la línea llegó a El Maitén, donde fueron construidas instalaciones para el mantenimiento.                                                                                                            El primer tren a Esquel entró en la ciudad el 25 de mayo de 1945. Sin embargo, hasta 1950 fue solamente un servicio de carga. El primer servicio de pasajeros lanzado en 1950 conectó Esquel con Buenos Aires (arribando a la estación de Constitución), previo transbordo en Jacobacci. Los pasajeros viajarían en duros bancos de madera junto a una estufa, la cual sería útil para cocinar, pero principalmente para preparar mate y calentar agua.                                                Los bancos de madera de la línea y la lenta velocidad de la red, permitían a los pasajeros caminar dentro del tren entre ciertas secciones, a lo largo de 16 horas de viaje.                                                                                                                           El servicio fue ampliamente utilizado para carga en las décadas de 1960 y 1970, contribuyendo al desarrollo de la zona, especialmente para la construcción de la represa sobre el río Futaleufú y para el crecimiento de El Maitén gracias a los trabajos de mantenimiento en las locomotoras.

La línea circula actualmente en dos tramos: el más visitado corre entre Esquel y Nahuel Pan; el otro circula entre El Maitén y Dsvío Thomae. Años atrás, ocasionalmente se contrataba el recorrido completo entre Esquel y El Maitén, con la modalidad chárter para turistas extranjeros.                                                              La Trochita es el atractivo con mayor demanda de los visitantes a Esquel y la zona, en temporadas turísticas.