Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

El senador Luenzo acompañó al Intendente de El Hoyo, Pol Huisman que fue absuelto por unanimidad

Los siete concejales de la localidad cordillerana chubutense terminaron por absolver al intendente Rolando Pol Huisman de su responsabilidad en la entrega de permisos de circulación “truchos” en el marco de la pandemia mundial por coronavirus, detectados por el retén policial establecido en el paralelo 42°.

A su turno, cada uno de los ediles explicó los argumentos de su voto, donde la mayoría marcó el desarrollo de la comisión investigadora y de la sesión especial (con la presentación de varios testigos) como “un aprendizaje democrático” y “una enseñanza que debe marcar la necesidad de reconstruir el diálogo entre los poderes del Estado municipal, donde el intendente debe entender que no puede hacer lo que se le ocurra”. De igual manera, todos coincidieron en aclarar que “no tenemos una actitud destituyente”.

Finalmente, por la afirmativa votaron el presidente del cuerpo deliberativo, César Salamín (Frente de Todos); Juan Farizo (Juntos por el Cambio); Gisel Cortés (Chubut al Frente); Ariel Szudruk (Chubut al Frente); Fanny Ávalos (Frente de Todos), Dora Mariguan (Frente de Todos) y Gustavo Flak (Frente de Todos).

Cabe recordar que, durante la primera jornada de debate, el jefe comunal estuvo acompañado por el senador nacional Alfredo Héctor Luenzo; el diputado provincial Carlos Mantegna; y los intendentes de Lago Puelo, Augusto Sánchez, y de Trevelin, Cano Ingram, entre otros.

Defensa

En su alegato del día viernes, el jefe comunal reconoció que “ayudamos a más de 2600 personas de toda la Comarca Andina con la gestión de los permisos de circulación. Para ello, en principio pusimos a disposición el edificio de Informes Turísticos, que tiene una buena conexión de internet y aparecía como una solución rápida para los requerimientos formulados en ese momento por la jefatura de la policía”.

No obstante, “al lunes siguiente, la policía dice que no hará el operativo, aun cuando teníamos un montón de gente esperando. Entonces, se nos ocurrió hacerlo en la oficina de Tránsito, colaborando en la gestión del certificado on-line, ya que lo emiten desde Rawson”.

Luego de trasladar los trámites a Desarrollo Social, Huisman preguntó al auditorio “cómo se puede medir –y juzgar-, si hubo mala comunicación entre Tránsito y Desarrollo Social o si hubo negligencia entre las coordinaciones. Lo cierto es que siempre estuvimos a disposición de los vecinos para hacer lo más soporte posible los inconvenientes generados por la pandemia, fundamentalmente de los comerciantes que debían abastecerse desde El Bolsón”.

Finalmente, consultó “cuál es el daño que ocasionó el certificado aparentemente apócrifo de estas personas –porque aún no está demostrado-, y no se enfermó nadie que haya cruzado por el paralelo 42°”.

Medicina

La instancia del proceso legislativo contra Pol Huisman mantuvo en vilo a toda la comunidad de El Hoyo, donde la participación de los vecinos fue intensa a través de las redes sociales.

Uno de los comentarios más difundidos fue el del ex intendente justicialista Mirko Szudruk, quien opinó que “el intendente Huisman está tomando de su propia medicina, ya que cuando era oposición impulsó comisiones investigadoras, manifestaciones y escraches. A pesar de su pésimo gobierno, no es justificativo que las autoridades del Concejo impulsen una destitución por algo donde no es directamente responsable”.

Enseguida criticó que “lo que está haciendo el concejal Salamín es vergonzoso, pero no sorprende, es su estilo y el de su jefe. Tendría que ponerse a legislar para el pueblo, hace tres meses que el único objetivo es destituir al intendente. Los que lo conocemos, sabíamos que iba por el sillón que nunca va a conseguir con los votos del pueblo”.

Por último, pidió a los concejales que “trabajen para el pueblo, que está en un estado de abandono total. Hay gente que la está pasando mal, no gasten tiempo y plata (nuestra) en peleas ridículas que no van a pasar el STJ”.

Desmentida

Por otra parte, el abogado Hugo Cancino (asesor del Concejo Deliberante de El Hoyo y reconocido dirigente radical en la cordillera), negó estar detrás de un plan desestabilizador contra jefes comunales de la Comarca Andina, tal como lo acusaron desde la conducción del peronismo de Lago Puelo.

Calificó como “falsa” una frase suya diciendo que “empezamos con Pol, seguimos con Sánchez, Epuyén y vamos por la provincia”, al tiempo que la atribuyó “a un personaje conocido, quien la habría fabricado con toda la intención de desmerecer la gestión de la comisión investigadora de El Hoyo, donde me desempeño como asesor”.

De igual modo, contrapuso a la calificación de “mamarracho jurídico” -con que el intendente Huisman calificó lo actuado por el cuerpo deliberativo de El Hoyo-, con que “tiene la facultad de investigar a los funcionarios del Poder Ejecutivo, es una de sus funciones”.

Remarcó enseguida que “no hay mucha experiencia en que los concejales creen este tipo de comisiones y lleven adelante sus investigaciones. En este caso, lo han hecho con prolijidad y el intendente pudo ejercer su derecho de la defensa”.

“Conforme lo expresado por los propios ediles, se trata de un hecho grave donde se ha burlado toda una serie de normativas que hacen a la pandemia y que a muchos vecinos los tiene preocupados, creo que es justo que sea sometido a la observancia de la comunidad, que es lo que se está haciendo hoy. Es democrático lo que se está haciendo”, concluyó.

Argumentos

A la hora de explicar su voto, Gisel Cortés (Chubut al Frente) dijo que “se activaron los mecanismos establecidos en la ley, donde el objetivo principal de la comisión 14/2020, era fue esclarecer los hechos en relación a la emisión de los permisos presuntamente apócrifos, emitidos por el área de Desarrollo Social de la Municipalidad, intentado así probar la ruptura del nexo de causalidad, logrando esclarecer quién es el real responsable de la emisión, evitando que sufra un posible perjuicio económico la municipalidad y por ende todos los vecinos de El Hoyo”.

Agregó que “durante su desarrollo, se vio entorpecido por el accionar del concejal Gustavo Flak y del propio intendente. Así, confundieron a los habitantes de la localidad para que concurrieran a la sesión bajo el engañoso concepto de ‘destitución o intentona golpista’; pero lejos de explicar que el mecanismo estaba previsto en la ley de corporaciones municipales, por la cual juramos los concejales y el propio intendente”.

De la prueba producida, “se demuestra que hubo entorpecimiento al normal desarrollo de la comisión, pero por el principio de oralidad solo se pudo valorar a los testigos que participaron del debate”.

Por último, invitó “a construir una política distinta y hacer uso real de la democracia y representación con responsabilidad. A la utilización responsable de conceptos, de la investidura y de las instituciones que representamos”.

Por su lado, Juan Farizo (Juntos por el Cambio), destacó que “apena que distintas figuras políticas, algunas de nivel nacional, crean que investigar un hecho o a un funcionario es desestabilizar la democracia e ir en contra del voto popular. Nada más lejos de la realidad, ya que a nosotros también nos eligió el pueblo y justamente en esta comisión está representado el cien por ciento de los sufragios”.

Recalcó que su bloque “considera que Huisman ha cometido transgresiones graves, y que además ha alterado el orden al convocar a los vecinos e intentar que una sesión del cuerpo deliberativo no se lleve a cabo. Esa es una práctica antidemocrática y ha demostrado con su accionar la falta de respeto a este poder legislativo y sus competencias”.

En tanto, Fanny Ávalos (Frente de Todos), subrayó que “ha quedado demostrado que la comunicación entre el Poder Ejecutivo y las demás áreas de gobierno – y con el legislativo- no ha sido la adecuada. Lo sucedido, la necesidad de parte de los concejales para activar los mecanismos de la Comisión Investigadora, son un llamado de atención para mejorar las instituciones públicas y sus representantes son los encargados de hacerlo”.

También opinó Gustavavo Flak (FdT), quien expresó su deseo de “que todo este proceso haya tenido como objeto esclarecer la emisión de los supuestos permisos apócrifos y no otra intencionalidad”.

Finalmente, Dora Mariguán (FdT), recalcó que a su parecer “no hubo mala intención manifestó en el accionar de los involucrados, ni hay mala intención en el accionar del intendente. Por eso considero que se debe dirimir en el ámbito de la política y hay que defender el sistema democrático. Acá, el intendente no ha cometido un delito a favor propio, puede haber cometido un error al no controlar, pero no implica gravedad”.
Fuente: Diario Jornada