Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

-EL INTRANSIGENTE-
Luenzo respaldó el proyecto enviado por el Ejecutivo

El legislador nacional remarcó que la iniciativa entabla un “esquema político, económico y tributario con equidad social y redistribución del ingreso”.
El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo afirmó que el proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que ingresó este martes en el Congreso es “un conjunto de instrumentos con una visión integral”, que entabla un “esquema político, económico y tributario con equidad social y redistribución del ingreso”.

En esa línea, remarcó que “lo que está solicitando el presidente al Poder Legislativo es contar con herramientas para poder proteger a los sectores más golpeados por la crisis mientras al mismo tiempo inicia un proceso de fortalecimiento a los pilares macroeconómicos en un escenario de fuerte deterioro fiscal sumado a un encadenamiento de vencimientos en moneda extranjera muy complejo. Lo ha dicho el ministro de Economía, Martín Guzmán, este paquete de medidas representa un paso inicial”, agregó.

Luenzo expresó que “el proyecto de solidaridad social está marcando el cambio de rumbo de la Argentina que trajo Alberto y Cristina Fernández”. Por ello, destacó los anuncios en materia de refuerzos a jubilados y la AUH que se complementará con el Plan Alimentar, la iniciativa nacional impulsada desde el Ministerio de Desarrollo Social por el cual se le entrega una ayuda a través de una tarjeta bancarizada para mujeres embarazadas o con niños de hasta 6 años con una suma fija de 4.000 pesos si tiene un hijo o 6.000 pesos si tiene 2 hijos o más, que sería lanzada este miércoles y comenzará en primer lugar en la ciudad de Concordia, Entre Ríos y se irá extendiendo a todo el país. Asimismo, recordó que dentro del paquete de medidas se incluye la devolución de 700 pesos del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

“1 de cada 4 argentinos son pobres. 1 de cada 2 niño tiene problemas de alimentación. Poner al Estado nacional en función de los más desprotegidos es un imperativo moral”, subrayó.

Por otro lado, el proyecto autoriza al Poder Ejecutivo a “renegociar y construir un nuevo perfil de vencimientos de deuda con bonistas y multilaterales”. En ese sentido, Luenzo indicó que se trata de “una herramienta fundamental para recuperar un criterio de sustentabilidad”.

Respecto al esquema tarifario, Luenzo consideró “muy importante” el anuncio del presidente de desdolarizar. “Alberto Fernández ha dejado un concepto muy importante que es el de contar con tarifas que le sirvan al modelo productivo en lugar de tener un esquema de especulación y de renta”, añadió el chubutense al tiempo que subrayó que “la energía es un derecho humano especial”, que “al mismo tiempo es una herramienta pública formidable para impulsar un esquema de incentivo al empleo. Es hacia allí donde ha ido el mensaje del presidente y eso es muy importante, avanzar hacia un esquema de segmentación que representa también una política basada en un fuerte criterio de equidad social”, completó.

En el apartado específico para las PyMEs, Luenzo aseguró que “la moratoria traerá alivio”, y que “despejará un escenario de pasivos que afectaban seriamente su flujo económico”. En ese sentido, destacó la decisión del Gobierno nacional de “generar facilidades de pago de sus vencimientos con un período de gracia de 4 a 6 meses, aproximadamente el mismo lapso al que se le han tomado medidas para cuidar los puestos de trabajo en el sector privado”.

En referencia a Bienes Personales, Luenzo explicó que la propuesta del Ejecutivo es “retomar las alícuotas que estaban vigentes hasta 2015”, y al mismo tiempo establecer un cuadro diferencial para gravar bienes radicados en el exterior que alcanzaría hasta un 100% mayor a la máxima para tenencias radicadas en el exterior llegando al 2,5%.

Respecto a las medidas en el mercado cambiario a partir la creación de un gravamen específico del 30% tanto para el atesoramiento en moneda extranjera como todo tipo de operaciones bancarias en dichas divisas, Luenzo sostuvo que “son medidas excepcionales ante un escenario de falta de reservas”, y remarcó que “la importación comercial, de insumos o de todo tipo de bienes para la producción están fuera de este esquema”.

Sobre el acuerdo entre la Nación y las provincias, al que suscribieron 19 gobernadores con el Poder Ejecutivo, el legislador consideró que “fortalece la autonomía para fijar la estructura impositiva local en un momento complicado para toda la Argentina”. En ese sentido, subrayó que este nuevo acuerdo permitirá “dar certidumbre y previsibilidad en los recursos que se están necesitando para enfrentar la emergencia social”.

“Hay una realidad muy complicada en el interior, con tres años consecutivos de recortes de recaudación producto del ajuste fiscal del gobierno anterior sumado al mismo tiempo a una transferencia constante de competencias sin el acompañamiento de la Nación en términos de recursos y a una pérdida recaudatoria en términos reales porque al caer el poder adquisitivo, cae el mercado interno, cae la recaudación impositiva”, concluyó al respecto.