Alfredo Luenzo

Senador de la Nación por Chubut

“Comodoro Rivadavia está más cerca de ser una de las Capitales Alternas de la Argentina”, aseguró el senador Alfredo Luenzo

El Senado aprobó y giró a la Cámara de Diputados el proyecto que declara 24 capitales alternas. La iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo se votó por unanimidad en la sesión de este jueves.

El Senado aprobó por unanimidad (69 votos positivos) el proyecto de ley enviado por el Gobierno para declarar 24 capitales alternas en todo el país. La propuesta deberá ser ahora analizada en la Cámara de Diputados.

El senador nacional por Chubut Alfredo Héctor Luenzo fue en enfático en sus apreciaciones al comentar que “”Comodoro Rivadavia está más cerca de ser una de las Capitales Alternas de la Argentina”.
Luego el legislador patagónico remarcó que “dimos media sanción en esta sesión remota del Senado al proyecto que envió el presidente Alberto Fernández. Para terminar con las asimetrías, tenemos que descentralizar la Argentina”. 
Las 24 capitales alternas elegidas son La Matanza y Mar del Plata (Buenos Aires), Tinogasta (Catamarca), Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco), Comodoro Rivadavia (Chubut), Río Cuarto (Córdoba), Goya (Corrientes), Concordia (Entre Ríos), Formosa (Formosa), San Pedro de Jujuy (Jujuy), General Pico (La Pampa), Chilecito (La Rioja), Guaymallén (Mendoza), Oberá (Misiones), Cutral Có (Neuquén), San Carlos de Bariloche (Río Negro), San Ramón de la Nueva Orán (Salta), Caucete (San Juan), San Luis (San Luis), Caleta Olivia (Santa Cruz), Rosario (Santa Fe), La Banda (Santiago del Estero), Río Grande (Tierra del Fuego) y Monteros (Tucumán). 
El proyecto crea, en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional, el “Programa Gabinete Federal”, destinado a realizar reuniones de trabajo en las provincias entre ministros/as, secretarios/as, funcionarios/as de Nación con autoridades locales y representantes de la sociedad civil, con el fin de identificar las demandas de la comunidad y coordinar la implementación de políticas públicas necesarias. 
Se dispone que el jefe de Gabinete convocará las reuniones de trabajo con una periodicidad no mayor a 30 días, y considerará prioritariamente a las capitales alternas para definir el lugar de los encuentros. 
Según la iniciativa, el Ministerio del Interior de la Nación coordinará el proceso de evaluación y selección de los organismos y entidades del sector público nacional, cuyas sedes centrales o delegaciones serán relocalizadas o instaladas en territorio provincial, así como la definición de la locación específica de su asiento. 
Finalizado este proceso, la cartera deberá elevar, junto con los titulares de los organismos y las autoridades provinciales y municipales, una propuesta integral a la Jefatura de Gabinete de Ministros, que se someterá a la aprobación del Poder Ejecutivo Nacional. 
Además, el Ministerio del Interior estará facultado a dictar las normas aclaratorias y complementarias que resulten necesarias. Y se establece que las partidas presupuestarias necesarias serán previstas anualmente en la Ley de Presupuesto. 
El artículo 6 del texto se refiere a la descentralización de los organismos del Estado Nacional y la radicación de las dependencias del Gobierno nacional en el interior, “con el fin de acercar la gestión y los asuntos de gobierno a todo el país conforme a las potencialidades o problemáticas de las diversas regiones que lo componen”. 
Miembro informante del oficialismo, la senadora María de los Ángeles Sacnun destacó que el sistema federal está establecido en el primer artículo de la Constitución Nacional y este proyecto “tiene el objetivo fundamental de federalizar y descentralizar”. 
La titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde se analizó la iniciativa, reveló que la Oficina de Presupuesto del Congreso emitió un informe en el que señala que “es prácticamente impracticable la cuantificación presupuestaria del proyecto, porque dependerá del informe que se eleve oportunamente y que, por otra parte, deberá ser claramente incluido en el Presupuesto”. 
En principio, “simplemente con las partidas destinadas para viáticos se estaría pudiendo hacer frente al inicio de este programa federal”, aseguró. 
La santafesina enfatizó que “es fundamental que sea el Senado la cámara de origen”, ya que es la Cámara “donde las provincias se hallan en un absoluto estado de paridad”. 
Finalmente, abogó por una democracia que “tenga que ver con la cercanía de las autoridades nacionales con las autoridades provinciales y las economías regionales para poder garantizar un verdadero federalismo, que no sea solo el del reparto de los recursos, sino que lo sea en el sentido de la generación de los recursos”.