14 Junio, 2016

Gustavo de Vera

Nació en Montevideo en 1961. Vive en Esquel, Patagonia Argentina, desde 1992. Ejerció el periodismo durante 20 años, y actualmente se desempeña como Gestor Cultural y coordina los talleres literarios “De Los Escribidores”.

Escribe desde su adolescencia. Sobre todo Poesía y Narrativa. Publicó:

“Último Paisaje” (Poesía – 2006)

“Imágenes de Cordillera” (2006 – Álbum histórico-fotográfico; junto a Jorge Fiori y Fernando López Guzmán)

“Trevelin, un pueblo en los tiempos del molino” (2002 – Ensayo histórico; junto a Jorge Fiori) –

“1902 – El protagonismo de los colonos galeses en la frontera argentino-chilena” (2002 – Ensayo histórico; junto a Jorge Fiori) –

“Memoria del Humo” (1999 – Historias de vida de la comunidad mapuche-tehuelche del Lago Rosario).-

Recientemente presentó su novela “Tucuras” publicada por la Editorial Remitente Patagonia, de Trelew.

«Tucuras», es una novela histórica que no se remite únicamente a la historia de los galeses. Pretende ir un poco más allá, si el lector se anima.

«Tengo la obligación como autor de asegurarle al lector una novela con distintas profundidades», confiesa y agrega: «el lector puede optar por quedarse en la orilla o animarse al vértigo de la búsqueda de la profundidad».

El relato de los personajes nos transporta a los inicios del encuentro de dos culturas, al papel de la Conquista del Desierto y a la lucha de los sueños a pesar de las adversidades.

«La novela pretende que uno se anime a ir un poco más allá para ver de dónde venís desde otra manera».

«Tucuras» es la ventana que permite visualizar la convivencia de dos culturas a través de la solidaridad, la escucha y el compartir con el otro. La obra fue publicada por la Editorial Remitente Patagonia. Ya se presentó en las localidades de Trevelin, Esquel, Gaiman, Buenos Aires, La Plata y hasta en la ciudad uruguaya Montevideo, donde se desarrolló la Feria del Libro de San José de Flores. Anteriormente estuvo presente en la Tercera Feria Patagónica del Libro de General Roca en Río Negro.

27 Mayo, 2016

Juan Carlos Moisés

Nació en Sarmiento, provincia del Chubut, Argentina, en 1954.

Publicó libros de poesía:
Poemas encontrados en un huevo (1977),
Ese otro buen poema (1983),
Querido mundo (1988),
Palabras en juego(2006),
Museo de varias artes (2006) y
Esta boca es nuestra (2009).

Y los libros de cuentos
La velocidad de la infancia (2010) y
Baile del artista rengo (2012).

Además escribió obras de teatro:
“La casa vieja” (1991),
”Pintura viva” (1992),
“Muñecos, un cuento de locos” (1993),
“El Tragaluz” (1994);, Argentores (2007),
Desesperando (1997), publicada por el Instituto Nacional de Teatro (2008) y
“La oscuridad” (2002). También es dibujante. Vive en su pueblo natal.

Otros vínculos:

https://poetassigloveintiuno.blogspot.com.ar/2010/08/519-juan-carlos-moises.html

http://escritorespatagonicos.8m.com/poesia/moises.html#inicio

 

17 Mayo, 2016

Hugo Covaro

Poeta, narrador, cuentista, músico y folklorista nacido en Salta, reside en Chubut, desde hace 53 años.

Se ha destacado realizando programas y micros de radio con temática regional y nacional, en L.R.A.1 Radio Nacional Comodoro Rivadavia, Radio Visión y L:U:4 Radio Patagonia Argentina.

Junto al recordado José Andrés Chicha protagonizó en Canal 9, un programa televisivo de gran repercusión regional poniendo acento en los hacedores culturales e historias de hombres y lugares de nuestra Patagonia.

Como poeta y músico es autor de mas de 100 temas registrados en SADAIC y en el Comodoro de otros años, tuvo destacada participación en el conjuntos folclóricos-

Es autor en letra, junto al reconocido músico Alberto Ceballos en la música, del Himno de la Provincia de Santa Cruz,. Como autor, ha recibido premios locales, regionales e internacionales por algunos de sus temas

Desde su primeros libros ”Canto Joven” y “Rastro Moreno” se han sucedido “Luna de los salares”, “Trampa para duendes”, “Mi Land Rover azul”, “Memorias del viento”, “Pequeñas historias marineras”, “Nada ocurre antes del viento”, entre otros.

Su obra ha sido traducida recientemente al Inglés ( “Pequeñas Historias“, resumen de cuatro libros de relatos) y al frances “El chamán y la lluvia”

Es de destacar  también que varias de sus obras, poéticas y musicales, no han sido editadas aún,   “El oro del Deseado” (novela), “Memoria de Floridablanca” (Poética-musical), “La triste gesta de Simón de Alcazaba y Sotomayor” (poética-musical) , “La tierra lastimada” (poemas) y “El percibidor” (poemas)

Otras referencias: http://hugocovaro.com.ar

10 Mayo, 2016

Julia Chaktoura

Poeta, escritora, asesora literaria, narradora, crítica y editora Julia Chaktoura, nace en Buenos Aires el 22 de mayo de 1948. Reside en Patagonia desde 1982.

Estudió técnicas narrativas y poéticas con los escritores: Ester de Izaguirre, Eduardo Gudiño Kieffer, Antonio Aliberti, Isidoro Blastein, Atilio Castelpoggi, Alfonso Nasiff y Nicolás Bratosevich.

Su perfeccionamiento en Literatura Infantil lo hizo bajo la conducción de María Granata y Adela Basch. Estudió Guion para TV y Cine en APTRA (Asociación de Periodistas Televisivos de la República Argentina). Asistió a talleres, cursos y jornadas de estudio en la Universidad de Buenos Aires, Universidad de La Plata, Centro Cultural Gral. San Martín, Sociedad Argentina de escritores de Buenos Aires, entre otros.

Es coordinadora de talleres literarios y colabora en numerosas publicaciones culturales y medios gráficos de país; y es jurado permanente en distintos concursos nacionales. LEER MAS..

9 Mayo, 2016

Magda Massacese

Nacida en Esquel y radicada en Rawson desde 1986, esta poeta escondida tiene una pequeña parte de su extensa obra, publicada por la Dirección de Cultura de la Provincia del Chubut. Algunos de sus poemas han merecido numerosos premios en diversos certámenes literarios; obtuvo el Premio Ciudad de Rawson en 1986 por “Tríptico para una ciudad sin montañas“. En 1990 fue distinguida con el Primer Premio Donald Borsella de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE/Chubut) por “Viejo/Juan“. La Provincia de Santa Cruz le otorgó el Segundo Premio del V Concurso Literario Patagónico en 1991 por “Domicilio legal”. La ciudad de San Rafael (Mendoza) la nombró “Corresponsal Permanente” por haber obtenido el Gran Premio de Honor en el Concurso Hispanoamericano de Poesía durante el año 1995 con su bello trabajo “Saga del Sur”. LEER MAS..

3 Mayo, 2016

Miguel Oyarzábal

Nació en Salto Provincia de Buenos Aires en 1948. Reside en Puerto Madryn desde 1.979.
Publicó cuatro poemarios; fue becado por el Fondo Nacional de las Artes y la Fundación “Futuro”.
Hizo periodismo radial y escrito.

Web: migueloyarzabal.blogspot.com.ar

 
 
 
 

A CADA UNA DE LAS LÁMPARAS
Debo el poema a las lámparas
tal vez para otro libro
o para nunca.
Sí, es cierto que me fueron fieles desde el primer lápiz,
desde la pluma cucharita y el tintero involcable,
que las descubrí en la adolescencia,
que las hice mías cuando todavía era muy joven,
que las traje al sur
para velar saudades de mapa arriba:
Pero aún ignoro de dónde vienen,
Cómo funcionan, por qué.
Creo que se parecen al sol de las cinco de la tarde
como el que se quedaba apoyado en el tapial de mi infancia,
o al de las nueve de la mañana pintándome el desayuno.
Siempre caen inclinadas en la parte más cálida de la mesa
Dejando ver claramente los trazos, las palabras, las torpezas.
Son las muletas justas
para que el ojo rengo deambule por la hoja sin caerse
y cuando la mirada se pone en blanco ignorando el papel,
se convierten en el escenario donde los dioses bailan
y sentencian a la mano a escribir cien veces me duele.
Creo que también alumbran como las lunas de la medianoche,
cantando sin alzar la voz
para que sea yo el que baila con los recuerdos,
el que arme sus nombres con el humo del cigarrillo,
el que le ponga el costado a las historias que no fueron,
el que sangre seriamente en el final de cada verso,
el que distinga entre el poema y la niebla.
Así es que las busco cuando prescribe el día
y las empuño como un timón,
como la brújula que me guía.
Hasta que por la ventana vuelva a aparecer el horizonte.

SIESTA
En la sala de espera
una poesía duerme la siesta.
Al amparo de los paraísos la estación está a salvo;
el paisaje local,
descansa recostado contra las lomas del oeste;
el aire, cuidadoso,
se guarda de no incomodar al silencio
y deja a las nubes donde están;
sólo algún perro taciturno
se atreve a cambiar de lugar de vez en cuando.

El carguero hoy no viene
y el rápido no pasará hasta después de la cena;
así que el cambista
desde su condición de cambista
duerme la siesta,
el guardabarreras se siente guardabarreras
y duerme la siesta,
el jefe se sabe jefe
y tranquilo duerme la siesta,
y el poeta del pueblo
seguro de haber escrito a la poesía definitivamente,
también duerme su siesta a tragos largos.
Pero yo,
que soy el otro costado de la poesía,
ni siquiera puedo simular el sueño:
saco a la tarde de la tarde y tomo por asalto el andén,
desato la campana que está junto a la boletería
y a badajazos limpios
rompo las ventanas,
doy vuelta los bancos de la sala para que no queden dudas,
despierto a la poesía que sueña con ser despertada
y me voy con ella de la mano por la vía,
que no está muerta

AMANECIDOS
Siempre aparecen a esta hora;
son los últimos vampiros,
bebedores de la savia nocturna de la vida.
Los veo;
con los párpados gastados y sin hablar
me cuentan de esta noche,
que no es distinta a las demás.
Ellos son los que pasaron el límite de las dos, o de las cuatro,
y que aún escarban en los huecos de las luces,
en el gusto somnoliento de café con cigarrillo.
Deambulan, casi en patota, casi solos;
hasta que el sol los atrapa en mitad de la vereda;
es la hora de partir
y parten
desperdigados,
buscando un lugar donde caer
para olvidarse hasta de sí mismos
y esperar que el día se olvide de ellos.
Se van solos, sin ruidos;
no hacen falta las cruces para ahuyentarlos,
cada cual lleva la suya.