Noticias

-PARLAMENTARIO-
Luenzo valoró la ley en materia de infraestructura, pero alertó sobre su carencia más notoria

El legislador chubutense le apuntó a los contenidos, y remarcó que se trata de “una ley corta”. Valoró la protección que se les dio a los operadores del interior, y advirtió sobre los riesgos de la cartelización, al tiempo que pidió un compromiso político del oficialismo.

El presidente de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, Alfredo Luenzo, valoró la disposición del Gobierno para tratar una ley como la de comunicaciones convergentes y que se optara por un proyecto y no un decreto. Asimismo rescató el “trabajo mancomunado” de muchas personas y un diálogo con todos los sectores, en el que “hemos aportado una cuota de federalismo muy alta, que es lo que no tenía el primer proyecto”.

“Hemos protegido a nuestra industria del interior”, resaltó el legislador chubutense, que destacó que “le hemos dado condiciones” para participar del negocio frente a los grandes jugadores de esa actividad. “El oficialismo ha acompañado este proceso”, reconoció también el legislador, que destacó también que “entre todos hemos logrado alcanzar una ley que se aproxima bastante a lo que tiene que ser la ley final”.

Resaltó no obstante que “se trata de una ley corta, demasiado corta”.

El chubutense destacó que a partir del consenso se logró que los grandes jugadores del negocio de las comunicaciones en el mundo recién puedan empezar a prestar televisión satelital en las grandes capitales dentro de dos años, y en el resto del país a partir del 1 de enero de 2022. “No es un capricho -aclaró-. Todos estamos de acuerdo en que tenemos una Argentina decadente en materia de conectividad, y los monopolios no nos han hecho tan bien”.

“La conectividad es además soberanía”, remarcó el legislador, que destacó las carencias que existen particularmente en la Patagonia, donde hay todavía cables de cobre.

Luenzo señaló que “la conectividad es obviamente materia de tratamiento urgente en nuestra Argentina, más aún para los que vivimos en el interior, donde sufrimos un apagón en materia de conectividad”.

El titular de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión sostuvo que “la posición dominante de los grandes jugadores está muy lejos de la de los cableros del interior”, destacando el “esfuerzo extraordinario” que durante 30 o 40 años hicieron aquellos sectores y que “obligaba a buscar protegerlos”.

Tras aclarar que a su juicio “el faltante más notorio que tiene esta ley es en materia de contenidos”, señaló que “en el concepto de federalismo también hemos incorporado la posibilidad que ARSAT también forme parte de la oferta que tienen que tener los cableoperadores, o las cooperativas, o estados provinciales, para que esa porción de satélite también les de competitividad. Que pueda ese sector de la radiodifusión que nos representa tener rápidamente acceso al servicio de ARSAT. Por eso está contenido en este proyecto que 20% de satélite de los servicios de ARSAT tiene que ser para las pequeñas y medianas empresas. No es un dato menor que se ha logrado”.

Luenzo consideró que “lo que se ha hecho en materia de plazos es bueno, porque da la posibilidad en principio de ver si finalmente las telefónicas, que hasta el momento exhiben algunos cables de cobre en la Argentina, el caso de la Patagonia, están decididos a invertir. Porque televisión pueden dar, pero tienen que invertir, cosa que no han hecho”.

A su juicio, “es una muy buena oportunidad estos dos años para poder invertir. Está el compromiso de estas grandes compañías y nos da el tiempo suficiente para poder chequear y ver si estas grandes compañías están dispuestas en serio a invertir en la República Argentina”.

“Hemos encontrado tal vez no la mejor ley, pero la que más nos aproxima a que en materia de infraestructura tengamos todos la misma oportunidad para proteger a los débiles y que los grandes cumplan con lo que tienen que hacer, que es invertir en serio en la Argentina en materia de telecomunicaciones, cosa que hasta el momento no han hecho”, resaltó Luenzo, quien de todos modos sugirió “estar muy atentos de evitar la cartelización, como ha sucedido en la telefonía celular en la Argentina. Nadie puede desconocer este principio: el Estado tiene que estar muy atento”, insistió.

Sobre el final, señaló que “la otra tarea pendiente, la gran tarea, que es la crítica que hemos hecho a esta ley, por eso digo que es una ley demasiado corta, es que tenemos que empezar a trabajar pronto en materia de contenidos. Tenemos el vehículo, tenemos la autopista, pero no sabemos las condiciones que vamos a tener; si son las condiciones actuales donde las TICs no tienen ningún tipo de obligaciones en cuanto a contenido, vamos a tener problemas”.

Citó el caso que se está viviendo en materia de medios públicos, donde advirtió que el Gobierno los está “vaciando desde el punto de vista laboral”, y alertó que paralelamente ello implica “acallar las voces del interior, y eso es lo que no queremos. La comunicación en el interior de la República Argentina es sinónimo de soberanía, y hay que entenderlo de tal manera”.

En su discurso, Luenzo insistió en que “hay una deuda pendiente, la deuda de los contenidos”, y remarcó que “el mundo legisla rápidamente” en esa materia. “El mundo protege a sus medios públicos y protege sus contenidos. Este es un sinónimo de un país independiente, de construir identidad. No podemos destruirla legislando solamente sobre una cuestión de autopistas de vías de comunicación”.

Alfredo Luenzo concluyó reclamando “un compromiso político y formal del oficialismo de que vamos a discutir contenidos en la República Argentina. Tenemos que avanzar con una ley de convergencia, esta no lo es”.

FUENTE: http://www.parlamentario.com

Otras Noticias