Prensa

Ley Marco de Educación y Concientización Acerca de los Beneficios del Cannabis Medicinal

LUENZO PRESENTÓ UNA LEY MARCO DE EDUCACIÓN Y CONCIENTIZACIÓN SOBRE LOS BENEFICIOS DEL CANNABIS MEDICINAL EN EL PARLAMENTO LATINOAMERICANO

El Senador Nacional Alfredo Luenzo, participó de la XXXIV Asamblea Ordinaria del Parlatino, el Parlamento Latinoamericano, que se realizó en su sede permanente en la ciudad de Panamá

Luenzo, miembro de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Comunicación, disertó acerca de la Ley Marco de Educación y Concientización Acerca de los Beneficios del Cannabis Medicinal en el Tratamiento de Diferentes Patologías.

La iniciativa que presento, “tiene como finalidad llevar adelante diversas acciones tendientes a promover y mejorar la comunicación y educación de la población; a través de la concientización, desmitificando la carga negativa que tiene la planta de cannabis, para resaltar las propiedades medicinales y terapéuticas de la misma”, manifestó el senador Luenzo.

En ese marco, explicó que “la iniciativa legislativa se inserta en un contexto regional en el que varios países ya han legislado autorizando el cannabis medicinal para tutelar el derecho a la salud y a una vida digna de sus ciudadanos; sin perjuicio de la expansión que ha tenido la legalización del uso medicinal en varios países, la estigmatización del cannabis como droga peligrosa, las políticas represivas, las estrictas medidas de control y la falta de interés y promoción de inversión en programas de investigación científica no ha permitido contar con estudios concluyentes sobre todos los alcances del cannabis medicina”.

“En este contexto, si bien la evidencia terapéutica todavía se encuentra en desarrollo y por ello no podría considerarse como un medicamento, ello no impide reconocer que actualmente existen estudios que permiten sustentar los beneficios del cannabis medicinal como tratamiento que contribuye a mejorar la salud y sobre todo, incrementa la calidad de vida de los pacientes que sufren condiciones médicas que le impiden desarrollar su vida en condiciones dignas”, continuó Luenzo.

Desde 1996 los diferentes países del mundo comenzaron a legalizar el cannabis con fines medicinales, el primero de ellos fue Canadá, luego Israel, y así sucesivamente hasta que actualmente 28 Estados de los Estados Unidos se han sumado a esta legalización, pero también países europeos como Francia o Alemania o de Oceanía como Australia. En la región, varios países han aprobado la legalización, tales como Colombia, Brasil, Chile, Paraguay, Puerto Rico, Brasil y recientemente Argentina Y México. Estos países han optado por implementar diferentes modelos legales

Luenzo puso como ejemplo el caso más conocido y documentado internacionalmente, el de Charlotte Fiji, de una niña que en 2013 tenía 5 años y gracias al tratamiento con cannabis medicinal supervisado por el Dr. Alan Shackelford del Estado de Colorado de Estados Unidos, logró mejorar su salud y calidad de vida pasando de 300 convulsiones semanales a solo una”. Casos similares existen en Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Chile y recientemente Perú.

Destacó que “en Argentina, colectivos como “CAMEDA, Cannabis Medicinal Argentina” y “Mama Cultiva Argentina”, que agrupan a las madres de menores con casos de epilepsia refractaria u otras patologías que afectan su salud y sus condiciones de vida digna, hace varios años vienen luchando para conseguir la sanción de legislación que autorice el uso de cannabis medicinal”.

La información más reciente y más autorizada ha sido presentada en enero de este año por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, luego de revisar estudios realizados durante los últimos veinte años de legalización del cannabis medicinal en 29 Estados de Estados Unidos.

La Academia muestra que la evidencia que existe acredita que la eficacia del cannabis medicinal es concluyente para, por lo menos, tres condiciones de salud, tales como: tratamiento del dolor crónico en adultos, náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia y mejoras reportadas por pacientes en síntomas de espasticidad por esclerosis múltiple.

Luenzo señaló que el estudio indica que existen serias barreras para realizar investigaciones sobre el cannabis medicinal, desde conseguir acceso a las cantidades y variedades necesarias de la planta para realizar investigaciones hasta contar con fondos o protocolos estandarizados para ello.

Por tanto, continuó, “estos ensayos permiten relevar la importancia de dos conclusiones: que la investigación científica actual es insuficiente y que debería promoverse la realización de más estudios eliminando las barreas que existen”.

“Los estudios demuestran que el cannabis medicinal sí resulta una medicina con efectos positivos en varias condiciones médicas graves y/o debilitantes y que la evidencia no permite sostener lo contrario”, aseguró Luenzo.

El legislador destacó asimismo que “los estudios de los médicos israelíes también son un referente autorizado en este campo, porque Israel no sólo tiene casi 20 años desde que legalizó el uso medicinal del cannabis, sino también porque es uno de los Estados que tiene 23.000 pacientes debidamente autorizados por las entidades públicas, para utilizar el cannabis medicinal para 10 condiciones médicas; y uno de los que más invierte en investigación científica sobre el potencial de estas sustancias en la salud”.

En el año 2014 Israel aprobó incluir la epilepsia refractaria infantil en la lista de condiciones médicas para las cuales está autorizado el uso del cannabis medicinal, lo que ha permitido realizar investigación científica sobre este campo que recientemente ha llegado a la conclusión de que el tratamiento de esta enfermedad con aceite de cannabis tiene resultado altamente prometedores para mejorar la salud y bienestar de los niños que la padecen.

“La ley, de carácter regional, tiene como fin promover, proteger y mejorar el conocimiento de la población mediante una política educativa y cultural orientada a promover la debida información, educación, investigación y uso científico del cannabis con fines medicinales. También, promover medidas de concientización dirigidas a la población en general sobre sus beneficios terapéuticos. Creo que entre todos podemos ayudar a desmitificar prejuicios referidos a la planta de cannabis y mejorar la calidad de tantas personas”, concluyó Luenzo.

Otras Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer También

Close