Noticias

-EL EXTREMO SUR-
Luenzo: “Lamento que en Chubut no podamos superar la simpleza de los personalismos”

Alfredo Luenzo configuró cuidadosamente su perfil de senador nacional sin dejar de lado los ejes de debate que alentaba intensamente en sus tiempos de periodista, y logró visibilidad política y temática dentro de un cuerpo conservador por naturaleza.
En diálogo con El Extremo Sur, no disimula sus críticas al oficialismo macrista, y afirma que el gobierno nacional ha tomado medidas que “nos hacen mucho daño, como en la industria minera y los reembolsos por puertos patagónicos.”Elogia a Das Neves, pero reclama una nueva construcción sin personalismos y sostiene que Massa todavía tiene chances de configurar un espacio diferenciado.
¿Cómo caracterizarías el escenario político provincial y nacional, en medio de confrontaciones y restricciones financieras?
Exageradamente influenciado por la disyuntiva de apoyo o rechazo al drástico cambio de rumbo impuesto por el gobierno nacional. Desgraciadamente, las elecciones de medio término no pueden salir de la fuerza centrífuga de representar un mal plebiscito de las gestiones en curso, y desdibujan notablemente su rol de enriquecer la conformación de los cuerpos legislativos.
¿Cuáles son las opciones políticas determinantes en Chubut? ¿Existe la construcción de algo que podamos llamar posdasnevismo?
Lamento que luego de 34 años de continuidad democrática no podamos superar en la provincia la simpleza de los personalismos. Destaco el perfil y la personalidad de Mario (Das Neves) como caudillo y conductor de un proyecto de administración eficiente; pero debiéramos aspirar de cara al futuro a una política provincial que reúna al menos dos condiciones sustanciales: un componente ideológico claro en cada fuerza política y que a cada una de ellas la atraviese la coincidencia de un estilo más federal y menos sometido a paternalismos nacionales.
¿Qué análisis harías del peronismo chubutense y sus crisis recurrentes?
El justicialismo en nuestro territorio está inevitablemente influido por el desgaste de muchos años de encabezar la conducción gubernamental. Creo que ha vivido los mismos procesos internos que el radicalismo en sus momentos de ocaso; deberá realinearse y aggiornar sus ideas y procedimientos de democracia interna. Esa renovación invariablemente deberá traducirse en la aparición de nuevas figuras que lo representen.
¿El PJ puede encontrar por enésima vez una manera de reciclarse?
El peronismo provincial –como el del resto del país—debe ser intelectualmente honesto puertas adentro. Va a seguir siendo una fuerza expectante en las preferencias del electorado si puede metabolizar nutrientes tan variadas como los que van del menemismo al kirchnerismo.
¿El macrismo tiene una política proactiva para la Patagonia? Su elección en Chubut superó expectativas.
El partido en el gobierno no ha tenido planes claramente diseñados para la Patagonia. Tampoco los ha tenido, más que como slogans de campaña, para el resto del país.
¿La falta de políticas concretas es ineficiencia del gobierno o surge de la intencionalidad de no privilegiar a ciertas regiones?
Yo no descarto las buena voluntad e intenciones de muchos de sus cuadros técnicos, pero me da la impresión de que se le han ido dos años fundamentales enterándose, en muchos casos, de los problemas que tiene cada región.
Hay daños directos para la Patagonia en estos dos años de gobierno de Macri.
Han tenido reflejos para tomar medidas que nos hacen mucho daño, como los tratamientos preferenciales a la industria minera, la quita de los reembolsos por los puertos patagónicos y el abandono definitivo del corredor bioceánico más practicable que tiene la frontera con Chile, que es Lago Blanco-Puerto Aysén.
Ese listado implica perjuicios muy fuertes que no se tradujeron del todo en el resultado electoral.
Es cierto. Sin embargo, incurrió en acciones muy perniciosas. Además el oficialismo no tuvo políticas “proactivas” para reparar medidas tan perjudiciales por cuestiones macroeconómicas o diplomáticas. Ojalá hubiera previsto cómo reparar los quebrantos que dejó en la economía regional, pero no lo hizo.
¿El massismo no es una opción política consistente? ¿Tu alejamiento de ese espacio es definitivo?
La primera afirmación aún puede revisarse. No lo ha sido en este último turno electoral ni en los dos años previos en los que me ha tocado actuar en la Cámara. Fuerade aceptarnos en el alineamiento, el movimiento liderado por Massa no nutrió eso con acciones, acercamientos ni consensos periódicos de quienes nos identificamos. Eso motivó mi alejamiento.
¿Qué rescataste de Massa?
Su sano intento de sacar a la política nacional de la locura de los dos extremos en que cíclicamente caemos. En tanto el massismo pueda enriquecer su proyecto evitando los “rejuntes ocasionales” y trabaje para crear algo que sea más que una alternativa electoral momentánea podrá recuperar el espacio de credibilidad que tenía, con figuras valiosas que había rescatado, como Lavagna, De Mendiguren , y otros.
¿Cuáles son las prioridades de tu trabajo legislativo y los grandes temas que pensás gestionar?
Siempre están referenciados en las demandas regionales, que han sido eje en el debate patagonico. Enriquecer la matriz productiva es central. Hay que promover nuevamente la constitución de la CONADEPA (Comisión Nacional para el Desarrollo de la Patagonia), y seguir el debate con el Ejecutivo nacional en temas como zona franca, reembolso por puertos patagonicos, corredores bioceánicos, etc., que construyan identidad patagónica propia sin la mendicidad crónica ante el poder central como metodología de gestión de cada una de las provincias.
¿Cómo analizás el resultado de las PASO y las perspectivas para octubre?
Creo que ha pesado demasiado la dicotomía planteada por el gobierno nacional, intentando sepultar la reaparición política de Cristina Fernández.
Eso no es bueno. Puede resultarle ùltil al macrismo como modo de consolidación de poder, pero es un logro muy modesto para la salud institucional. Casi nulo, diría yo.
¿Qué lugar queda para las fuerzas provinciales en ese escenario tan polarizado?
Eso ha desdibujado las identidades políticas provinciales, con un juego de acción-reacción que puso en la carga anímica de los argentinos efectos nada constructivos. En Chubut se dio el notable crecimiento de Gustavo Menna, y el ilusorio triunfo de las listas del kirchnerismo. Cuando la gente vuelva a votar pensando prioritariamente en la administración provincial, seguramente los resultados serán muy diferentes.
¿En qué sentido habría cambios en las elecciones de octubre?
Creo que en el plano nacional no habrá mayores cambios. En la provincia, ya delineado “el gran test nacional” , es probable que mejoren su perfomance en gran medida Mariano Arcioni y Gustavo Menna. Tendremos un congreso con mas equilibrio político aunque no necesariamente más justo para los intereses regionales. El massismo intentó transitar por la “ancha avenida del medio” con grandes temas de acuerdo sobre un nuevo país , pero nos hemos quedado encerrados en un pasillo. Hay que recuperar ese espacio para tener una visión mas estratégica de Argentina, con regiones mas autónomas y una definida inserción en el concierto continental y global.

FUENTE: elextremosur.com

Otras Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *