Noticias

-LA POLÍTICA ONLINE-
Presión del Gobierno para que el Congreso no devuelva un beneficio a los puertos patagónicos

El Senado quiere rechazar un DNU de Macri el miércoles y si Diputados hace lo mismo se elimina. El rol de Pichetto.

En la noche de este lunes, el jefe del bloque de senadores de Cambiemos Ángel Rozas intentaba convencer a Miguel Pichetto para que el miércoles no impulse el rechazo al DNU que el eliminó los reembolsos a las exportaciones de puertos patagónicos.

Rozas chocó con un problema: Pichetto es de Río Negro y estuvo entre los senadores sureños que hace un mes negocia la unidad de la oposición para restituir estos reembolsos. “Si el tema avanza, no puedo frenarlo”, le hizo saber a los emisarios de Cambiemos.

El mayor militante es el gobernador de Chubut Mario Das Neves: envió a su senador Héctor Luenzo a pedir una preferencia en la última sesión y se reunió con Sergio Massa para confirmar su apoyo en Diputados. En Cambiemos aseguraban que hay ministros tratando de ablandarlo.

La unidad patagónica no se restringió a la oposición. El radical santacruceño Alfredo Martínez confirmó a LPO que está dispuesto a pedir borrar ese decreto.

Los reembolsos patagónicos permitieron el crecimiento de empresas como Aluar, la fábrica líder en aluminio con sede en Puerto Madryn, donde la alícuota es de 8%.

Sube cuanto más austral es el puerto: Comodoro 9%, Puerto Deseado y San Julián 11%, Río Gallegos y Río Grande (12%) y Ushuaia (13%).

El Gobierno lo eliminó con el DNU 1199, por considerarlo incompatible a las reglas del comercio internacional y la fuerte presión de los puertos de la provincia de Buenos Aires, principales perjudicados con los premios a la Patagonia.

El decreto fue rechazado por la bicameral de trámite parlamentario, pero como ocurrió con otros 7 DNU, los dictámenes nunca se trataron en el recinto y por lo tanto sigue vigente.

Es que sólo quedan anulados si ambas Cámaras lo votan un una sesión y hasta ahora los senadores del FpV-PJ y Massa fueron generosos y dejaron olvidados los siete decretos que rechazaron en la comisión.

Das Neves le pidió a su socio que haga una excepción y abra un antecedente peligroso para el Gobierno, que sufriría igual o más si se anularan varios de los otros DNU.

Hay dos que lo golpearían de lleno: el que prorrogó el sistema de escuchas judiciales en manos de la Corte y el que habilitó obras públicas por 70 mil millones de pesos, entre ellos el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

Esta última obra está a cargo de una UTE integrada por la italiana Ghella, Iecsa de Angelo Calcaterra, primo del presidente; y Odebrecht, la brasileña protagonista del escándalo del Lava Jato. No sería bueno que el tema vaya al recinto. El fiscal Franco Picardi pidió investigar por esta obra a De Vido, Calcaterra y Odebrecht, que aseguró haber pagado 35 millones de dólares en coimas.

Pichetto y Rozas negocian otros temas álgidos para la sesión del miércoles: la revisión de cuentas del gobierno de Cristina Kirchner en 2014 y pliegos de jueces y fiscales que ya tienen dictámenes.

El temario no se definirá antes del miércoles a la mañana, fecha prevista para la reunión de labor parlamentaria Aún hay mucho para conversar.

Otras Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir