Noticias

-CLARIN-
A pesar del anuncio del Gobierno, avanza la ley para bajar las comisiones de tarjetas de crédito

El Senado retomará la discusión esta semana. Buscan sacar un proyecto consensuado para que no se vuelva a trabar en Diputados. Dicen que no alcanzan con los cambios anunciados por el Ejecutivo.

¿Fue un intento deliberado de marcarles la cancha a los senadores? Acaso la duda tenga poca relevancia. Lo que sí es un hecho es que así se interpretó en el Senado al anuncio, hace 10 días, de un acuerdo apadrinado por la Casa Rosada entre representantes de los comerciantes y del sector financiero para bajar los aranceles por compras con tarjetas de crédito y débito.

El anuncio, incluso, fue tomado con sorpresa por los senadores. Es que en el Cámara alta se estaba avanzando y consensuando justamente un nuevo proyecto de regulación del valor de las comisiones. La iniciativa en discusión, que también propone fijar un tope a los intereses que se le cobran a los usuarios por financiarse con la tarjeta de crédito, podría tener dictamen mañana mismo. No se descarta, incluso, que pueda ser tratada sobre tablas en el recinto ya pasado mañana.

En verdad, el Senado ya había dado media sanción el año pasado a un nuevo régimen de pagos con tarjeta. Pero después, en vez de sancionar esa iniciativa, Diputados aprobó una propia y 2016 terminó con los dos proyectos cruzados y trabados en ambas cámaras.

Con paciencia, este año el senador Alfredo Luenzo, de la fuerza Chubut Somos Todos (es el partido del gobernador Mario Das Neves), retomó la iniciativa y empezó a discutirla con otros bloques y también con representantes del Gobierno.

En eso estaba, cuando se difundió el acuerdo que fijó que a partir del mes que viene el máximo que podrán cobrar las tarjetas a los comercios es de 2,5% por cada operación en crédito y 1,2% en débito , que se reducirán hasta 1,8% y 0,8% a lo largo de los próximos 4 años.En la actualidad, los aranceles son del 3% para compras con crédito y de 1,5% con débito.

En el Senado subrayan que el acuerdo es sólo eso, un simple acuerdo entre privados. Y que en cualquier momento alguna de las partes podría romperlo, con lo que es necesario fijar los aranceles por ley.

El proyecto en tratamiento plantea reducir a 1,5% el arancel por operaciones con crédito (igual no se descarta que termine siendo del 1,8%) y del 0,5% para débito. Eso sí: a diferencia de la gradualidad que propone el acuerdo, la ley haría que las rebajas se apliquen de inmediato.

“A un trabajador se lo despide con un telegrama a los 30 días. Me parece que no hay margen para avanzar con un esquema de cuatro años”, planteó a Clarín Luenzo.

La semana pasada, en la comisión de Industria y Comercio del Senado, que preside Luenzo, dirigentes de la CAME y de la Cámara de Comercio pidieron que la reducción sea inmediata. La comisión recibe mañana a representantes de los plásticos.

El nuevo proyecto también se propone fijar la cantidad de días que tienen los dueños de las tarjetas para hacerles las liquidaciones a los comerciantes: tres para operaciones con débito y 10 para crédito.

Se regularía, además, un tope al financiamiento con tarjeta de crédito: no podría ser superior a la tasa de interés de los prestamos personales.

A propuesta del senador Guillermo Pereyra (MPN-Neuquén), la iniciativa también establecería que los días que las tarjetas tienen promociones con determinados comercios los consumidores que paguen de contado podrán contar con el mismo porcentaje de descuento.

En el Senado pretenden que el proyecto salga lo más consensuado posible. Es que no quieren que se trabe otra vez en Diputados ni que el Poder Ejecutivo lo vete.

FUENTE: clarin

Otras Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *